Morir por un selfi

ÁLEX SALDAÑA

Whatsapp
ÁLEX SALDAÑA

ÁLEX SALDAÑA

El dato habla por sí solo: una investigación en la que participa la Universidad Miguel Hernández de Elche revela que entre enero de 2008 y julio de este año han muerto en el mundo al menos 379 personas como consecuencia de un selfi, lo que supone un fallecimiento cada 13 días de media. Pero en los últimos tiempos la tendencia es ascendente, pues, tras un breve paréntesis por la pandemia, este fenómeno ha resurgido con fuerza en los primeros siete meses de este año, en los que ha habido 31 accidentes mortales –uno por semana–. En el ranking por países, destacan India, con cien fallecidos; Estados Unidos, con 39, y Rusia, con 33, mientras que España ocupa el sexto lugar, con 15 fallecimientos. Las caídas desde lugares como cataratas, acantilados y azoteas son de largo la causa que más a menudo convierte la ansiada foto en tragedia, con 216 casos. Les siguen los accidentes relacionados con medios de transporte (123), los ahogamientos (66), las armas de fuego y electrocuciones (24 cada una) y las heridas recibidas al fotografiarse con animales salvajes (17). Los accidentes mortales son más frecuentes entre adolescentes de hasta 19 años (41% del total) y veinteañeros (37%) –la edad media de los fallecidos es de 24,4 años–, mientras la proporción entre hombres y mujeres es de tres a dos. Es un síntoma del mundo que hemos creado que haya jóvenes capaces de poner su vida en peligro por un puñado de likes, al parecer la moneda con la que se mide ahora lo que vale una persona. Y, obsesionados con hacernos un selfi, hemos sustituido la foto por el disfrute del momento y del lugar. ¡Qué lástima! ¡Qué tragedia!

Temas

Comentarios

Lea También