Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Motivos para colaborar

Después de colaborar uno se siente bien pagado por haber arrancado una sonrisa
Whatsapp

‘Es hermoso lo que ha hecho por nosotros, especialmente los que vivimos en la calle, porque si quieres salir a buscar trabajo puedes venir aquí y darte una ducha». Así se manifestaba Mauro Casubolo, uno de los primeros beneficiados de la barbería que el Papa Francisco ha abierto cerca de la columnata de Bernini en el Vaticano.

Según informan, la barbería abre los lunes y es atendida de manera voluntaria por los peluqueros en su día de descanso y por alumnos de una escuela de cosmetología además de algunas religiosas y otros voluntarios. El peluquero Enrico Palmieri que iba a participar el siguiente lunes afirmó que iba «por curiosidad». Los motivos por los que muchos voluntarios han empezado a dar su tiempo, y en ocasiones también su dinero, son de lo más variado pero me atrevo a afirmar que nadie que haya podido ayudar un poco se arrepienta después.

Después de colaborar uno se siente bien pagado de manera particular si ha podido contribuir a arrancar una sonrisa de los labios de un niño o un anciano necesitado.

Así funcionan las cosas. Con la iniciativa de algunos y la aportación desin-teresada de muchos. Basta recordar cómo han sido adelante iniciativas de voluntariado en este país; el Gran Recapte d’Aliments, la Marató de TV3 por las enfermedades cardiovasculares y tantas otras actividades. En muchos municipios y de manera silenciosa prestan su colaboración organizaciones sin ánimo de lucro y particulares anónimos que nunca concederán ninguna entrevista porque no saben que lo que están haciendo es algo importante.

Temas

  • OPINIÓN & BLOGS

Comentarios

Lea También