Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Muchos ante el peligro

Pascal no pudo decir eso 'del viejo, el consejo', ya que la palmó muy joven

Manuel Alcántara

Whatsapp

S e está mejor mal acompañado que solo porque la soledad, según aquel griego que lo descubrió todo pensando debajo de una higuera y mirando el mar, está hecha para los dioses y para las bestias. Evidentemente no somos dioses, ya que nos tenemos que morir, pero está muy claro que no somos tan brutos como algunos de los miembros de nuestra estirpe que nos gobiernan. A todos se les ha puesto muy difícil con el terrorismo eso de pastorear el rebaño humano, que está compuesto de lobos, que no acaban por hacerse vegetarianos más que por pequeñas temporadas. ¿Será verdad eso de que el hombre es bueno y los hombres son malos? Siempre se tiembla ante las multitudes airadas, pero lo mejor es huir como han hecho este fin de semana los 130.000 venezolanos cruzando la frontera para adquirir en Colombia comida y medicinas. Yo también la crucé, hace cuarenta y tantos años, si bien con otros objetivos. ¡Qué vueltas da el mundo para quedarse en el mismo sitio! Entonces Colombia era más pobre y Venezuela era muy rica. Ahora, que me cuesta mucho trabajo moverme desde la cama hasta el sofá, porque estamos muy deteriorados los tres, pienso que si viajar enseñara tanto llevaría razón el que dijo que los revisores de los trenes eran los más sabios.

Permanecer siempre en el mismo sitio, aunque sea la habitación de nuestra casa, era el consejo de Pascal, que no pudo decir eso “del viejo, el consejo”, ya que la palmó siendo muy joven. Ahora ha encontrado Rajoy uno de sus últimos discípulos. Don Mariano se ha conseguido asimismo el acceso a gobernar solo con los 130 diputados del PP. Claro que antes había ganado las elecciones. ¿Qué importa eso en esta España incipientemente democrática? Lo que más nos gusta es decir “no”. Negamos hasta a los que se oponen y la investidura ya no tiene ropa que ponerse. Todos creen que ir a unas nuevas elecciones sería un desastre, pero quieren comprobarlo personalmente.

Temas

  • OPINIÓN & BLOGS

Comentarios

Lea También