Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

No aprendemos de los errores

La burbuja inmobiliaria es responsable de que el nivel de riqueza de los hogares españoles haya retrocedido al nivel de 2003

Whatsapp

El Banco de España publica cada trimestre las cuentas financieras de los hogares, ofreciendo información sobre sus activos financieros y su deuda. Además, también publica el valor de los inmuebles, con lo que tenemos los tres componentes principales que componen la riqueza neta de los hogares: vivienda, activos financieros y deuda. Pues bien, desde el nivel máximo alcanzado en 2007, previo al estallido de la burbuja inmobiliaria, hasta 2014, la tendencia muestra, en general, un continuo descenso. En 2015, por el contrario, la revalorización de la vivienda se tradujo en un aumento de la riqueza neta de las familias próximo a 229.000 millones de euros. Con todo, la pérdida de riqueza de los hogares desde 2007 hasta nuestros días supera el 150% del PIB, es decir, una vez y media toda la riqueza producida por el país en un año. En definitiva, el estallido de la burbuja inmobiliaria es responsable de que el nivel de riqueza de los hogares españoles haya retrocedido hasta niveles de hace más de 10 años, concretamente hasta 2003. En cierto modo, la crisis nos ha retrasado por tanto unos trece años, lo que significa que hemos dejado en el camino media generación. Lo grave es que todo indica que no hemos aprendido nada de lo ocurrido. No sabemos qué errores cometimos ni qué habría que hacer para prevenirlos en el futuro. Lo que indica que estamos a merced del azar, sin que la política ni la economía tengan las respuestas que hemos estado buscando.

Temas

  • EDITORIAL

Comentarios

Lea También