Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

No dejes para mañana

De no querer recordar el pasado histórico, Tortosa será como un pueblo grande
Whatsapp

Hace 42 años, La Veu del Baix Ebre núm. 773 del 27 de Junio de 1.972, con el título “Aquel viejo llaud”, me publicó un artículo en el que decía que en la playa de la Azud de Tivenys, había visto un llaud, al parecer en estado de semiabandono. Y como era fácil localizar quien fuera su propietario, valía la pena de que alguien tratara de adquirirlo y, acondicionado y remozado, poderlo situar cerca del río, en tierra firme. Podría ser un monumento sencillo y simple, pero eficaz, con una placa explicativa, para ornato de la Ciudad y recuerdo de lo que había sido Tortosa, en un tiempo lejano, que muchos ignoran, en relación con el río y la mar. Era cosa fácil de conseguir, pero nadie se preocupó de ello y quedó en el olvido.

En el año 2011 escribí también sobre cosa sencilla de fácil solución. Me refería a la parte de muralla que se conserva de lo que fuera el Fuerte de les Creus, cerca del acceso actual de ambulancias al Hospital Virgen de la Cinta, pero reducido a su parte más próxima a aquel camino, porque el transcurso de los años y la falta de cuidado ha acumulado hierbas y tierra junto a su parte más baja. Con solo verla, puede asegurarse que limpiando toda aquella porción de tierra y hierbas, se vería totalmente dicha muralla, en toda su altura. Para tal menester no se necesitaría máquina alguna, y sí un par de obreros, que limpien aquel espacio para que la muralla quede completamente limpia y visible su total altura. Ello quiere decir poco trabajo, poco dinero a gastar y poco tiempo para llevarlo a cabo. A quien corresponda, creo vale la pena ordenar se lleve a cabo tan sencilla operación.

Y pensando en ello debo recordar a aquella persona que dedicó tiempo y espacio y estudió nuestras murallas, honrando a nuestra Ciudad. Me refiero al General de Ingenieros, ya jubilado, Don Carlos Laorden Ramos, Premio 2005 del Ministerio de Defensa, por su extraordinario y bien documentado trabajo titulado Fortificaciones en Cataluña, Tortosa y Bajo Ebro, digno de ser estudiado para poder conocer ampliamente y comprender la importancia en cuanto a situación estratégica, desarrollo del comercio fluvial, marítimo y terrestre que tuvo Tortosa en aquel tiempo lejano.

De no querer recordar el pasado histórico, Tortosa será como un pueblo grande, sin otros deseos que ir viviendo pero sin querer recordar lo que hicieron, consiguieron y mantuvieron nuestros antepasados y la importancia y grandeza que en tantos aspectos tuvo nuestra Ciudad y, al tatarear nuestro Pasodoble, seguirán cantando … “Tortosa Ciudad famosa”.

Temas

  • OPINIÓN & BLOGS

Comentarios

Lea También