Más de Opinión

No es aceptable

Estados Unidos tiene un problema grave con algunos de sus policías

ÁLEX SALDAÑA

Whatsapp
ÁLEX SALDAÑA

ÁLEX SALDAÑA

Estados Unidos tiene un problema grave con algunos de sus policías. No es aceptable que quienes deben brindar seguridad a la población se conviertan en uno de los mayores peligros para los ciudadanos. Al menos, para los ciudadanos negros y latinos. No es aceptable que un joven de 20 años reciba durante un control de tráfico un disparo mortal en el pecho a cargo de una veterana funcionaria blanca que «pretendía en realidad reducirlo con un dispositivo paralizante, pero se equivocó de pistola» y le pegó un balazo; no es aceptable que un niño de solo 13 años muera al ser disparado por un policía cuando tenía los brazos en alto e iba desarmado; no es aceptable que la alcaldesa de Chicago, ciudad en la que ocurrió este crimen, repita que el menor iba armado y trabajaba para bandas de drogas, versión que el vídeo policial –que, por cierto, se resistió a hacer público– desmiente. Y todo esto sucede mientras se juzga a Derek Chauvin, el agente que sobrecogió al mundo apoyando la rodilla durante nueve interminables minutos en el cuello de George Floyd hasta causarle la muerte en mayo pasado, un caso que encendió las calles contra el racismo y la brutalidad policial en Estados Unidos, porque un suceso así no es aceptable. Como no lo es que, a pesar de aquellas manifestaciones, nada haya cambiado. Pero quizá lo menos aceptable y lo que más indignación cause sean las excusas y mentiras ‘oficiales’ con que los que deben protegernos intentan encubrir a los policías de gatillo fácil. Porque los asesinatos duelen mucho más cuando los cubre un manto de impunidad. Sí, EEUU tiene un grave problema que no es aceptable.

Temas

  • El mirador

Comentarios

Lea También