Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

No es un cuento chino

Whatsapp

Sostiene Manuel Ballbé, catedrático de Derecho Administrativo de la UAB y experto en ataques especulativos y mercados, que las causas de la actual crisis no son económicas sino jurídicas. En concreto, la desregulación de los mercados. Una desregulación que, según él, nos ha llevado, en poco más de una década del capitalismo de Adam Smith al «capitalismo casino» en el que un pequeño puñado de megabancos apuestan billones de dólares al año en el mercado de futuros, con total impunidad y en el anonimato más absoluto. Cerrado temporalmente el culebrón de la crisis griega, estos días he vuelto a recordar sus argumentos con motivo del desplome de la bolsa china. El dinero ha dejado de creer en lo que confiaba un día antes. Y ahora puede irse a cualquier parte, pese al intento de las autoridades del país de contener la debacle. Es difícil anticipar cómo acabará el asunto. Lo que sí está claro es que por mucho que digan, la arquitectura de los mercados sigue idéntica a la de antes de la crisis. Y eso no es ningún cuento chino.

Temas

  • OPINIÓN & BLOGS

Comentarios

Lea También