Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

No más muertes en el mar

Las políticas migratorias de la Unión Europea ponen vidas en peligro
Whatsapp

Un drama diario, retransmitido y cercano, son las muertes de cientos de personas en las aguas del Mediterráneo. Hombres y mujeres que intentan llegar a una orilla empujados por el hambre, la violencia o conflictos armados.

Un drama que corre el riesgo de caer en la indiferencia por una parte de la sociedad y la inacción de los gobiernos de la Unión Europea. En este contexto Amnistia Internacional ha lanzado la campaña SOS Europa centrada en denunciar las políticas migratorias y su impacto en los derechos humanos de las personas migrantes y refugiados.

La Unión Europea, en los últimos años, no ha dejado de levantar vallas y patrullar el mar para controlar y proteger sus fronteras. Apenas ha ofrecido rutas seguras y legales a quienes, sin ninguna opción, arriesgan sus vidas para emprender el viaje. La Europa, que tras la segunda guerra mundial, impulsó la normativa internacional para la protección de las personas refugiadas, niega ahora el refugio y la protección a quienes llaman a sus puertas.

Las políticas migratorias de la Unión Europea ponen vidas en peligro. El coste humano es incalculable. El año pasado al menos 3.500 personas perdieron su vida en el Mediterráneo, la ruta migratoria más peligrosa y letal del mundo. A pesar de esto, se redujeron los medios desplegados para su salvamento y rescate. En lo que va de año esta cifra se ha multiplicado por 100. Esta tragedia era previsible y evitable.

¿Hasta cuándo? ¿Cuántas personas más deben morir para que los líderes europeos dejen de mirar para otro lado o lamentarse en vano? Amnistía Internacional demanda a los gobiernos europeos:

• Que los países miembro actúen ya de forma urgente con un claro objetivo de salvar vidas.

• Una operación humanitaria multinacional inmediata que opere en alta mar con un claro mandato para rescatar a las personas que huyen de violaciones de derechos humanos.

• Rutas seguras y legales para llegar a Europa. Que quienes buscan protección y refugio no arriesguen su vida en peligrosas travesías.

• Que se deje de cooperar con los países de tránsito en los que se violan los derechos humanos y donde no hay medidas de protección para estas personas no.

Temas

  • OPINIÓN & BLOGS

Comentarios

Lea También