Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

No puedo entender

Whatsapp

Acabo de oír tristemente que el 46% de las familias no llegan a fin de mes, que los contratos laborales son cada vez más precarios, que el paro aumenta, que los bancos de alimentos cada día necesitan más aportaciones para poder cubrir toda la demanda que tienen, que diariamente acude más gente a comedores sociales, y que son los niños los que más sufren la falta de recursos en las familias.

Pero frente a eso, somos un país solidario que en breve aceptará más de 16.000 refugiados sirios. Personas que necesitarán un techo, un trabajo, comida, escolarización, seguridad social….

No entiendo en que sociedad vivimos, no soy insolidaria con los que han de venir de fuera, pero realmente me da auténtica lástima pensar en esos niños que viven al lado nuestro, y que muchos días no cenan, y en esos padres que hacen auténticos malabarismos para llegar a fin de mes. ¿Por qué no nos planteamos primero recuperar nuestra sociedad y estabilizarla? Seguro que existen países más ricos y preparados que el nuestro que podrán hacer frente a los gastos sociales que comportará el acogimiento de refugiados.

Es necesario cuestionarnos la situación y plantearnos si quizá nuestra solidaridad y nuestra ayuda deba dirigirse primero a aquellos que tenemos más cerca.

 Celia Maria Villa Sánchez

(Perafort)

Temas

  • CARTAS AL DIRECTOR

Comentarios

Lea También