Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Nuevo President, mismo programa

Carles Puigdemont inicia el mandato con un forzado apoyo parlamentario de la CUP y la inmediata advertencia del Estado. Casi nada

Whatsapp

Carles Puigdemont se convirtió anoche, dos horas antes del límite marcado por la ley, en el 130 president de la Generalitat de Catalunya. Esta vez se cumplió el guión previsto y la CUP aportó los ocho votos necesarios para que la investidura fructificara con mayoría absoluta en la primera y única votación que el tiempo legal permitía. El conglomerado anticapitalista se reservó dos votos abstencionistas para salvar su honrilla. De esta rocambolesca forma comienza una nueva etapa del proceso secesionista. El compromiso del nuevo president con la hoja de ruta independentista es total y así lo reflejó en su discurso de investidura. Por si pudiera quedar alguna duda, utilizó el último turno de palabra que le otorga el reglamento para culminar sus palabras con un rotundo «visca Catalunya lliure!». También en un gesto inhabitual, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, compareció en público, incluso antes de hacerse efectiva la investidura, para anunciar públicamente después de hablar con los líderes del PSOE y de Ciudadanos (dijo que no encontró a Pablo Iglesias), que «no dejará pasar ni una ilegalidad» que atente contra la unidad de España. Con esta advertencia sobre su cabeza iniciará Puigdemont su andadura al frente de la Generalitat, a la que hay que sumar el más que complicado compromiso de la CUP, irrealizable a los ojos de cualquier observador. Todo hace pensar que las elecciones se han evitado, pero por poco tiempo.

Temas

  • EDITORIAL

Comentarios

Lea También