Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Otra reforma universitaria, y van...

El Gobierno ha implantado de forma precipitada otra reforma universitaria, sin tiempo a debatir sus pros y sus contras
Whatsapp

La reforma universitaria aprobada ayer por el Consejo de Ministros ha desatado una considerable polémica en la comunidad universitaria. En esencia, el aspecto fundamental de esta nueva normativa permite que las universidades puedan crear estudios de grado de tres años de duración, complementados con otros dos de máster. En la actualidad los grados duran cuatro años y el máster sólo uno. Esta nueva fórmula tiene ventajas e inconvenientes. Por una parte equipara el modelo al de la mayoría de países europeos. En el caso de que el estudiante opte por la titulación de grado, logra la graduación un año antes con el consiguiente abaratamiento de los estudios. Por contra, se corre el riesgo de que al acortar los estudios de grado pierdan valor en el mercado laboral. Los estudios de máster son más caros y con la reforma pasan a tener dos años, con lo que el coste se doblará. Si esta reforma no va acompañada con una mejora de la política de becas, es evidente que la universidad española incrementará su elitismo. Partidarios y detractores de uno u otro modelo coinciden en que el Gobierno ha abordado esta reforma de forma precipitada, cuando todavía no se ha tenido tiempo de verificar los resultados de la reforma que implantó los grados. Es evidente que había otras formas de dar el paso, sobre todo teniendo en cuenta la opinión de la comunidad educativa, pero ya se sabe que el diálogo y el pacto no son los puntos fuertes del ministro Wert.

Temas

  • EDITORIAL

Comentarios

Lea También