Más de Opinión

Otro holocausto

Antoni Coll i Gilabert

Whatsapp

Después de conocer con detalle las ejecuciones masivas que practicaron los nazis, parece increíble que puedan repetirse en la actualidad.

Es lo que ha ocurrido en Siria. Aunque la magnitud sea muy distinta, y las cámaras de gas fueran sustituidas por ahorcamientos, la cárcel de Sainaya, próxima a Damasco, ha sido escenario de multitud de crímenes a cargo del régimen de Al-Assad.

Unos 13.000 presos fueron ahorcados durante los últimos años en tandas de 20 a 50 al día.

No lo afirma uno cualquiera, sino Amnistía Internacional, que se ha ganado prestigio de seriedad. Y lo hace aduciendo más de ochenta testimonios de expresos, carceleros y soldados.

Ante noticias así, no las pasemos por alto, como una más de las centenares que nos llegan al cabo del día.

Detengámonos un momento y cambiemos nuestra insensibilidad por el deseo de compartir el dolor.

Temas

  • LA PLUMILLA

Comentarios

Lea También