Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Paco Gómez Antón

Nos daba clase de política. Era divertido. Nadie miraba el reloj en clase
Whatsapp

«Me encantaría que en mi epitafio se pudiera poner ‘Motivó y guió’». Lo dijo Paco Gómez Antón, uno de los más brillantes y apreciados profesores de Periodismo de la Universidad de Navarra, fallecido ayer a los 85 años.

Vivió los comienzos, cuando Pamplona pasaba de ser capital provinciana a cosmopolita. Contaba al respecto una llamada del jefe de la estación: «Miren, aquí tengo un chino que debe ser de ustedes». Con el tiempo trabó amistad con cientos de periodistas de todo el mundo, sobre todo de Latinoamérica y se fue a vivir su jubilación en México.

Nos daba clase de política. Era divertido. Nadie miraba el reloj en clase.

En Tarragona los asistentes a los cursos del CEPEDE quedaban encantados de sus exposiciones, que parecían espontáneas. Inolvidable profesor que decía: los conocimientos son importantes, pero más las destrezas para seguir aprendiendo cuando uno termina la carrera.

Temas

  • LA PLUMILLA

Comentarios

Lea También