Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Padres 'hooligans'

Joan Morales

Whatsapp

Escarbando en los diarios publicados ayer encontré una noticia que, aún pasando casi desapercibida en unos bajos de la sección de deportes de El Periódico de Catalunya, me pareció una de las más interesantes del día. La Federació Catalana de Futbol pondrá en marcha, el fin de semana del 13 y 14 de febrero, una prueba piloto en partidos de fútbol y fútbol sala de categoría infantil y preferente a través de la cual los árbitros tendrán la potestad de parar los partidos e, incluso, suspenderlos, con el objetivo de erradicar los insultos, la xenofobia y la violencia de género que se pueda producir en la grada por la actitud del público.

Particularmente aplaudo la iniciativa de los dirigentes del fútbol catalán porque, por primera vez, van directo a la raíz de uno de los problemas más graves del deporte: el comportamiento en las gradas. Unas actitudes que, además de ser un triste ejemplo para los niños y niñas que están en el terreno de juego practicando un deporte, acaban convirtiéndose en la chispa necesaria para provocar después en el campo situaciones de tensión e incluso violencia. Algunos padres (iba a escribir muchos pero me niego a hacerlo pensando que la gran mayoría actúa correctamente) olvidan que aquellos que están en el terreno de juego dándole una patada a una pelota o intentando conseguir una canasta de tres puntos son sus hijos y que ellos son el espejo en el que se ven reflejados. Y lejos de dar ejemplo y aprovechar el deporte para transmitir valores, algunos de estos padres se visten cada fin de semana de hooligans para hacerle un flaco favor a sus pequeños.

Temas

  • OPINIÓN & BLOGS

Comentarios

Lea También