Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Paloma Gómez Borrero

Antoni Coll i Gilabert

Whatsapp

Un día vino al Diari y se encontró a un condiscípulo de las aulas de Periodismo, Vicente Amiguet. Tenía amigos en todas partes, también agnósticos y ateos, y periodistas críticos que le llamaban «la novia del Papa», pero Paloma Gómez Borrero se hacía querer, era divertida y natural.

En la Plaza de San Pedro, Zapatero salía de una visita a Benedicto XVI y le esperaban un buen grupo de periodistas y cámaras, al que se habían unido cientos de turistas españoles. De repente uno gritó: «¡Paloma!», y el grupo se desentendió de Zapatero y fue a saludarla y a pedirle autógrafos.

Fue la primera mujer corresponsal de TVE y llegó a ser tanto o más popular que Rosa Calaf, Victoria Prego y Teresa Campos.

Casada con un piloto italiano, no se sabe quién viajaba más. Acompañó a Juan Pablo II en sus 104 viajes y a Benedicto XVI en 23 de los 24.

La COPE fue su casa y los oyentes su amplia familia.

Temas

  • LA PLUMILLA

Comentarios

Lea También