Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Panorama desde el puente

¿Será verdad que nos estamos recuperando' No hay que fiarse un pelo
Whatsapp

Sin tener demasiado en cuenta nuestro agotamiento, Rajoy ha decidido agotar la legislatura sin reformar la Constitución, aunque ya no esté en plena forma. Al parecer, no conviene cambiarla, pero sí manosearla, y sólo admitirán cambios muy concretos, o sea, que en la gran partida de la Carta Magna seguirán jugando algunos tahures. Aunque no sea satisfactorio es siempre preferible a romper la baraja. La rosa de la Constitución se huele pero no se toca, que ella es así. Habló Juan Ramón Jiménez, que se tuteaba con la poesía, del respeto y la distancia que debemos tener, incluso sus más humildes acólitos, por esta gran señora que según Óscar Wilde es «gramática idealizada». Creía que el poema no hay que tocarlo y retocarlo. «No le toques más, que así es la rosa». Se refería al poema, no a la rosa, pero nosotros nos referimos a la Constitución. A algunos le parece intocable y a otros maquillable. No saben a qué Carta Magna quedarse. Visto desde el puente no puede hacerse uno más que una idea aproximada del curso del río y del curso de los acontecimientos.

Nos aseguran que España ha superado el bache que empezó a convertirse en abismo hace siete años. Ojalá acierten y desmientan a todos nuestros demonios familiares, que siempre han sido unos pobres diablos. Eso sí, muy resistentes, como confirman esos clérigos especialistas en exorcismos.

El pueblo español merece que le llegue una buena época. Ha aguantado lo suyo y lo de los demás. En especial de los bancos, que fueron lo primero que había que rescatar en el naufragio, aunque no tuvieran dentro de las barcas salvavidas más que a los banqueros. ¿Será verdad que nos estamos recuperando? No hay que fiarse un pelo de las intenciones de voto, ya que caducan muchas veces el día de la votación. Se llevan poco el PSOE, el PP y Podemos, pero es este último el que no se ha llevado nada que no fuera suyo. Nunca le han faltado clientes a los mercaderes de nubes. Desde el puente de la Constitución las vemos pasar.

 

Temas

  • OPINIÓN & BLOGS

Comentarios

Lea También