Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Paraísos fiscales al lado de casa

A quien tiene un paraíso fiscal al lado de casa no se le puede pedir que se convierta en ejemplo moral en el emporio de la corrupción
Whatsapp

El piloto Marc Márquez ha decidido residir en Andorra a efectos fiscales. Las causas: las ventajas económicas que conseguirá por este medio son escandalosamente altas. La decisión del laureado rey de Moto GP ha suscitado ya numerosas críticas al pretender sustraerse al alcance de la Hacienda española. Y, sin embargo, no es a Marc Márquez a quien hay que recriminar sino al proyecto de la Unión Europea, que por razones inconfesables está consintiendo la existencia de paraísos fiscales en su interior. Y no sólo esto: acaba de ser nombrado presidente del gobierno europeo por cinco años un sujeto que ha sido primer ministro de uno de esos paraísos y que ha participado en una gran operación encaminada a favorecer a las multinacionales que trabajan en Europa y que han conseguido eludir pagar la mayor parte de sus impuestos. El problema, en definitiva, no es tanto que Marc Márquez tribute en Andorra, o que Jordi Pujol haya utilizado este enclave para evadir impuestos, o que una juez, antigua consejera del poder judicial, haya sido sorprendida con una fuerte suma de dinero al regreso del pequeño principado, aunque transportara una cantidad que no sobrepasaba los límites de la legalidad. El problema consiste en que la Unión Europea, hipócritamente, condesciende con esta gran defraudación. A quien tiene un paraíso fiscal al lado de casa no se le puede pedir que se convierta en paradigma de la moralidad en el emporio de la corrupción.

Temas

  • EDITORIAL

Comentarios

Lea También