Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Parodias

Las comisiones de investigación parlamentarias son como la Armada de Bolivia
Whatsapp

Las comisiones de investigación parlamentarias son como la Armada de Bolivia, cuyo pomposo nombre esconde la imposibilidad de navegar por océano alguno, porque el país no tiene mar. Aquí, las comisiones de investigación disfrazan su incapacidad para realizar una tarea digna de ese nombre –por pura incompetencia jurisdiccional– con el circo de las comparecencias. La familia Pujol protagonizó ayer una de las más resultonas en cuanto a divertimento, pero igualmente insustancial en resultados. Solo la locuacidad de Jordi Jr sobre Puerto Rosario y otros temas salvó la sesión.

Tampoco ayuda la escasa preparación de los diputados para llevar a cabo una interpelación seria, o al menos no solo basada en informaciones periodísticas ni condicionada por su color político.

La historia de estas comisiones, en Catalunya y en España, evidencia su inutilidad, porque no consta que ninguna haya servido para sacar a la luz nada relevante. Incluso cuando se trató un caso de la máxima trascendencia y sensibilidad como los atentados del 11-M, el asunto derivó en un juicio paralelo movido por las cuitas y ajustes de cuentas entre partidos y medios de comunicación. La enésima garantía de un resultado descafeinado y mediatizado por los intereses partidistas es que las conclusiones también deben ser consensuadas.

Al final, las mejores comisiones de investigación han sido sobre los casos Gürtel y Bárcenas, sobreBankia o sobre los ERE de Andalucía. Es decir, las que nunca se han hecho y se ha dejado el trabajo a la Justicia. Primero, porque los partidos afectados al menos han tenido que retratarse para evitarlas. Y segundo, porque nos hemos ahorrado la ignominiosa parodia de ver a los presuntos chorizos y beneficiarios investigarse a sí mismos.

Temas

  • OPINIÓN & BLOGS

Comentarios

Lea También