Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Pedro Sánchez llega tarde

Pedro Sánchez ofrecerá a CDC y ERC la atención de las demandas que Rajoy negó a Mas. La oferta del candidato llega tarde

Whatsapp

En agosto de 2014, cuando Artur Mas y Mariano Rajoy todavía se hablaban y cuando probablemente había tiempo todavía de hilvanar diálogos constructivos, el presidente de la Generalitat presentó al jefe del ejecutivo español una lista de 23 demandas para que fueran debatidas y negociadas entre ambos. La lista contenía numerosos asuntos susceptibles de ser pacíficamente discutidos, como la construcción de la lanzadera entre Barcelona y el aeropuerto de El Prat, la transferencia de las becas universitarias, la insuficiente financiación de la ley de la Dependencia, etc. La negociación no tuvo lugar. En parte, porque la relación entre Barcelona y Madrid ya no era buena, en parte porque Rajoy no tuvo interés en cultivar el trato fluido con la Generalitat, sin ver que la incomunicación conducía irremediablemente al choque de trenes, como al final ha sucedido. Ahora, Pedro Sánchez, candidato socialista a la presidencia del Gobierno, se reunirá con ERC y CDC no para pedirles el voto ni para rogarles la abstención sino para hacerles saber que no está de acuerdo con ellos, que no condescenderá con la reclamación del derecho de autodeterminación y que le tendrán enfrente en esta aventura. Pero también les dirá que él sí está dispuesto a hablar de todas las preocupaciones de Catalunya, empezando por aquellas 23 demandas inatendidas. Ésta ha de ser la actitud cabal de las instituciones españolas, pero posiblemente llega demasiado tarde.

Temas

  • EDITORIAL

Comentarios

Lea También