Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Pegar una vez al año

Antoni Coll i Gilabert

Whatsapp

El Parlamento ruso vota la despenalización de la violencia familiar si se produce de forma esporádica. Deja de ser delito, y pasa a ser objeto de una multa de 500 euros, pegar a la mujer una vez al año.

La medida fue aprobada en primera lectura por 358 votos a favor y dos en contra. Llama la atención tal mayoría.

Esto se produce y resulta especialmente grave en un país en el que, según datos de las Naciones Unidas, 14.000 mujeres mueren cada año por violencia doméstica. La reforma legal distingue entre rozaduras o moratones y palizas.

La legislación ha sido defendida como un modo de restaurar la autoridad de los padres sobre los hijos, pero de paso la realidad incluye también a las mujeres entre las perjudicadas.

Noticias así parecen increíbles, pero en el país de Putin ocurren cosas así. Allí cuando la autoridad entra por la puerta, la justicia sale por la ventana.

Temas

  • LA PLUMILLA

Lea También