Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Perder tiempo

Antoni Coll i Gilabert

Whatsapp

No he perdido el tiempo leyendo el libro Dejemos de perder el tiempo, de Ignacio Buqueras y Jorge Cagigas. Junto a la batalla para optimizar los horarios, que nuestro reusense en Madrid lleva a cabo, contiene observaciones muy interesantes.

Una es la relación distinta que tenemos con el factor tiempo los europeos y africanos. Nosotros somos esclavos de él, y ellos, dueños. Kapuscinnski anotó que en África si uno va a una cita y no hay nadie, no pregunta: ¿A qué hora es la reunión? La respuesta se sabe de antemano: cuando acuda la gente.

Los autores critican la ‘reunionitis’, pérdida de tiempo basada en convocar reuniones sin objetivo claro, sin preparación previa y sin fijar la duración.

Y la impuntualidad, que algunos tienen por virtud: «Esperemos 15 minutos de cortesía…». Cuentan que los estudios de la Fox despidieron a Marilyn Monroe por sus tardanzas en acudir a los rodajes.

Temas

  • LA PLUMILLA

Lea También