Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Opinion EDITORIAL

Pese a todo, buenas noticias económicas

PortAventura World bate récords de visitantes y anuncia un nuevo hotel con una inversión de 25 millones de euros.

 

Diari de Tarragona

Whatsapp
Ferrari Land estrenará atracciones para toda la familia.

Ferrari Land estrenará atracciones para toda la familia.

Pese a la inestabilidad política, agravada por la incertidumbre de una solución a corto plazo, los dos puntales económicos de Tarragona ofrecieron ayer muy buenas noticias. Por una parte PortAventura World anuncia nuevas inversiones y presume de cifras récord de visitantes. Por otra, la industria química lidera el ránquing de exportaciones de Catalunya. Las ventas al exterior catalanas registraron un crecimiento del 3,3% en el primer trimestre de 2018 respecto al mismo periodo del año pasado, alcanzando los 18.236 millones de euros, lo que representa en 25,7% del total de las ventas de España en el exterior, según ha informado el Ministerio de Economía y Competitividad. Según ha destacado la Generalitat se trata del mejor trimestre de la serie histórica, que empezó en 1995. También nadan en la euforia las cifras de visitantes que ofreció ayer PortAvnetura Wolrd, el buque insignia de la atracción turística de la Costa Daurada. Pero lo que es aún mejor: el parque temático está construyendo un nuevo hotel que supondrá una inversión de 25 millones de euros. No acaba aquí el baño de buenas nuevas. El año que viene habrá una nueva atracción que supondrán otros quince millones de inversión. Ese año también cuenta con novedades en la zona de Ferrari Land, con atracciones pensadas para el disfrute de toda la familia. El conjunto del sector hotelero de Tarragona respira optimismo como se pudo comprobar el pasado fin de semana en el encuentro con las agencias de viajes de toda España. Sin embargo, nadie desea pasar del optimismo a la euforia. El mercado turístico nacional es especialmente sensible a los acontecimientos políticos. El hecho de que los destinos se decidan a última hora incrementa el riesgo de que cualquier acontecimiento desestabilizador castigue las buenas perspectivas. Es obligado apelar de nuevo a la responsabilidad de los dirigentes políticos. No podemos mantener el país en la constante inopia gubernativa. Es urgente recuperar la normalidad. Otro proyecto clave está esperando en la puerta: Hard Rock.

 

Temas

Comentarios

Lea También