Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Plaça de la Font vs Font del Centenari

Raúl Cosano/Javier Díaz

Whatsapp

Ya no desbordas como antes

De pequeños medíamos nuestra calidad futbolística –y hasta la integridad y los valores como persona– con un ejercicio simple: romper a alguien, irse de alguien, entendido como un dribling para superar al otro. «A mí fulanito no me rompe», decíamos poniéndonos farrucos. Había en ese recorte una superioridad vital. Tú podías marcar goles con tremendas gardelas desde fuera del área, centrar ajustadito a la cabeza de un compañero para que remachara a placer, incluso despejar valiosamente el peligro en defensa, que lo que importaba era el duelo al sol de escapar del rival con el cuero controlado. Digo esto porque Cristiano ya no rompe. Es así de duro, Javi. Se puede ver eso en sus cinco goles ante el Espanyol. Cristiano ya no rompe ni al cono de Arbeloa. Tampoco lo digo yo: el mismo Florentino se le quejó, como un matrimonio en crisis: «Ya no desbordas como antes, ya no te vas de nadie». CR se puso como una mona. No se fue del Madrid. La vida sigue, pero ya sin sentido, sin amor.- Raúl Cosano

Un repóker en Barcelona

Seguro que Piqué, que últimamente juega más a póker que a fútbol, sabe muy bien lo que es un repóker. Aunque ni en sus mejores timbas ha debido conseguir uno. Están reservados sólo para los más grandes. Lo que hizo Cristiano Ronaldo contra el Espanyol no lo iguala Messi ni jugando un partido en la Play Station contra la selección de Malta. En poco más de una hora marcó más goles que el Barcelona en tres jornadas. Y para rematar su antológica actuación asistió el sexto gol del partido a Benzema. Set en blanco, que diría Rafa Nadal. CR7 profanó Barcelona un día después de la Diada de Catalunya. Si es que ya no hay respeto por nada. Con razón Artur Mas insiste en que Espanya ens roba: teme que se repita la historia en el Camp Nou. Este Madrid asombra: once goles a favor y ninguno en contra. Tenemos al Balón de Oro, al pichichi y al zamora; y vosotros, a Vermaelen otra vez lesionado y a otros once canteranos apartados por supuestos fichajes irregulares. Valors.- Javier Díaz

Temas

  • OPINIÓN & BLOGS

Comentarios

Lea También