Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Plaza partida

¿A quién votan los que únicamente disponen de 15.000 euros al año?
Whatsapp

Tantos pactos, tantas idas y venidas y tantas vueltas y revueltas, no puede decirse que no hayan sido de utilidad. La designación de alcaldes ha dividido a los votantes en los dos grandes grupos de siempre, aunque más confusos que nunca; los de izquierda y los de derecha, que eso depende de lugar que se le asigne al centro. Hay que releer a Norberto Bobio, porque si uno escucha los mítines se hace un lío más grande. Derecha, en el lenguaje coloquial, siempre ha sido un meliorativo y por eso la gente habla de hacer algo a derechas, mientras que izquierda se identificaba con lo zurdo, cuando no con lo siniestro. Lo he hablado muchas veces con Eduardo Haro Tecglen, que trató en vano de que lo comprendiera, explicándome que las actitudes políticas son coyunturales, y no de nacimiento. Ahora las negociaciones de los partidos han dividido, por desgracia en dos, a los cándidos electores y hay dos grandes grupos: PP y Ciudadanos, de una parte, y PSOE y Podemos por la otra. ¿Cómo tirar por la calle de en medio, sin riesgo de que nos atropellen? La solución sería quedarse en casa, pero a algunos nos gusta tanto el hogar como la calle, que también es dulce. Lo que no nos parece bien es tener que elegir, que siempre es renunciar a la otra parte.

La llamada clase media es las que suministra más desertores. Unas veces se inclina por unos y otras por sus contrarios. Depende no sólo de cómo vivan sino de dónde viven. En Andalucía, por ejemplo, de cada tres transeúntes que pisan la calle con más o menos garbo, con los que nos cruzamos los que andamos con la ayuda de un bastón, dos viven por debajo del nivel de la pobreza, que siempre es un nivel subterráneo. ¿A quién votan los que únicamente disponen de 15.000 euros al año?. Lo más probable es que el día de la votación se sientan indispuestos. A pesar de eso y de otros pesares, los que viven aquí afirman que se vive mejor que en cualquiera de los sitios que no conocen.

Temas

  • OPINIÓN & BLOGS

Comentarios

Lea También