Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Plebiscito con muchos matices

Según la encuesta del CEO sólo el 21,1% del electorado decidirá el sentido del voto en función de la opción independentista
Whatsapp

No hay ninguna duda de que la lista unitaria ha sido una victoria de Artur Mas. El triunfo final, sin embargo, lo deberán dictaminar las urnas. En virtud de la ley d’Hondt, la lista unitaria, que engloba a CDC, ERC, al sector soberanista de ICV y a las asociaciones sociales independentistas, debería obtener más escaños que si los partidos integrantes concurrieran por separado. Sin embargo, no sólo las matemáticas actúan en esta ponderación: muchos votantes de CDC se negarán rotundamente a respaldar a los candidatos de ERC y viceversa porque el antagonismo ideológico entre ambos partidos ha sido radical y profundo. Igualmente, es difícil que quien ha votado a ICV acepte ahora secundar a ERC y/o a CDC. Se dirá que lo que está en juego ahora no es la ideología, sino la independencia. Pero la afirmación es voluntarista: según la última encuesta del Centre d’Estudis d’Opinió, es decir, el organismo demoscópico de la propia Generalitat, el 58,1% de los electores decidirá el voto en función de las propuestas para afrontar la crisis económica mientras que sólo el 21,1% tendrá únicamente en cuenta la reclamación soberanista, y apenas el 14,6% de los encuestados considerará ambos factores. Si se cumple el presagio, los resultados del 27S pueden arrojar alguna gran sorpresa, e incluso puede resultar que Unió en solitario pueda conseguir unos resultados que ni los propios seguidores de Duran Lleida podían haber soñado.

Temas

  • EDITORIAL

Comentarios

Lea También