Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Plebiscito con trampa

Whatsapp

Convertir unas elecciones autonómicas en unas plebiscitarias como pretende Artur Mas no solo es un fraude de ley, ya que esa figura no existe legalmente, sino también un fraude democrático en toda regla. Solo hace falta dividir el número de votos entre el de escaños en cada provincia catalana para comprobar las grandes diferencias existentes en el valor de un sufragio.

En las demarcaciones más nacionalistas, como Lleida y Girona, con pocos votos es posible obtener un escaño. De esta forma, el voto, por ejemplo, de un ciudadano de Solsona, en la Cataluña interior nacionalista, vale el doble que el de uno de Hospitalet. Se trata de una trampa que distorsiona el mandato democrático y que beneficia claramente a CiU, precisamente ese partido que tantas lecciones da sobre las esencias de la democracia.

 

José Ginés

(Barcelona)

Temas

  • CARTAS AL DIRECTOR

Comentarios

Lea También