Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Podemos y la solvencia griega

Los ciudadanos damnificados por esta locura ya no podrán rectificar el voto
Whatsapp

Podemos e Izquierda Unida –juntos, pese a estar tan mal avenidos– se han manifestado a favor de Syriza en la fase final del forcejeo que el gobierno griego ha terminado con la vacua arrogancia con que suelen expresarse siempre los radicales.

Esta ruptura abrupta de la negociación cuando los 18 socios estaban dispuestos a conceder a Grecia grandes ventajas –difíciles de justificar por la actitud frívola y mendaz del pueblo griego desde su adhesión a la UE– con tal de preservar la unidad de la eurozona y de no seguir presionando sobre las exhaustas clases medias del país heleno es muy difícil de justificar, y el apoyo que presta la formación de Pablo Iglesias al gran sinsentido de convocar ahora un referéndum nos pone al corriente de lo que cabría esperar de Podemos si en un delirio colectivo llegara al gobierno del Estado.

Tsipras está llevando a su país al precipicio –de hecho, ya lo ha embarcado en una fase angustiosa de sufrimiento e incertidumbre– por su sectarismo ideológico, que le impide hacer concesiones después de haber prometido a sus electores lo que no estaba en su mano conseguir. Ocurre sin embargo que los ciudadanos damnificados por esta locura ya no van a tener tiempo de rectificar el voto: la próxima vez que se abran las urnas, Grecia estará en bancarrota y destrozada.

Temas

  • OPINIÓN & BLOGS

Comentarios

Lea También