Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Políticas de consenso

Resulta muy conveniente que los ciudadanos perciban que todos los problemas tienen más de una solución
Whatsapp

En el acto de conmemoración del trigésimo aniversario del ingreso formal de España en las Comunidades Europeas -hoy Unión Europea- Felipe González, gran agente de la Transición durante cuyo mandato se produjo aquel acontecimiento gozoso, ha destacado el gran valor del consenso en la política, y su efecto benéfico en el caso español. Quienes participaron como actores o espectadores en la construcción del régimen democrático y se identifican con su génesis desde el primer aliento tienen que aplaudir las palabras de González. Dicho lo cual, hay que añadir acto seguido que la realidad es que los dos grandes partidos, PP y PSOE, han formalizado los principales consensos relacionados con verdaderas necesidades de Estado, que es a lo que se refería el primer presidente de gobierno socialista. En efecto, desde los años ochenta del pasado siglo, PP y PSOE han acordado tácita o explícitamente la gran política europea, la política autonómica -con pactos expresos que consolidaron el mapa actual-, y lo sustancial de la política antiterrorista. Ha faltado en alguna etapa, y ello sí es lamentable, el debido consenso en política exterior. En todo lo demás, resulta muy conveniente que los ciudadanos perciban que todos los problemas tienen más de una solución posible -en esto consiste el pluralismo- y que PP y PSOE mantengan abierta la constructiva confrontación dialéctica que es el sustrato fecundo de la vida parlamentaria. Este escenario adquiere ahora nuevas vertientes, esperemos que también positivas.

Temas

  • EDITORIAL

Comentarios

Lea También