Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

¿Por qué la policía de EE.UU dispara a matar con tanta facilidad? 1.000 muertos al año

La mayor cantidad de armas por persona en el mundo. Alrededor de cuatro de cada diez ciudadanos dicen que tienen una pistola o viven en una casa con armas de fuego. La policía teme que las usen contra ellos

Gustau Alegret

Whatsapp
¿Por qué la policía de EE.UU dispara a matar con tanta facilidad? 1.000 muertos al año

¿Por qué la policía de EE.UU dispara a matar con tanta facilidad? 1.000 muertos al año

El pasado 25 de mayo, George Floyd, un hombre negro de 46 años, fue asesinado en Minneapolis, Minnesota, durante un arresto por supuestamente usar un billete falso de 20 dólares. La policía lo redujo por la fuerza y uno de los agentes lo asfixió en el suelo poniéndole su rodilla en el cuello, en unas imágenes que han dado la vuelta al mundo. En Estados Unidos, la indignación sacó a la calle a millones de persones en cientos de ciudades de los 50 estados para protestar por la violencia policial; y el adormecido movimiento Black Lives Matter (La vida de los negros importa) se reactivó para articular una voz nacional que pide reformar el sistema policial y judicial en el que, según los expertos avalados por datos, un racismo sistémico discrimina a afroamericanos y minorías.

En medio de las protestas que siguieron los días posteriores a la muerte de Floyd, otro incidente le echó más gasolina al fuego de las protestas por la violencia policial en el país. Un agente de la policía de Atlanta, Georgia, disparó por la espalda a un hombre negro, desarmado, que huía de un intento de detención por parte de dos agentes que incluyó forcejeo. Rayshard Brooks se durmió al volante en un estacionamiento de un restaurante de comida rápida y los agentes sospecharon que había ingerido alcohol. Tras hacerle la prueba, le intentaron esposar para llevárselo pero Brooks se resistió y consiguió huir con una pistola de descargas eléctrica que le arrebató a un agente con la que le disparó sin puntería al uniformado. Uno de los policías no dudó en desenfundar su arma reglamentaria y dispararle por la espalda causándole la muerte. El agente autor de los disparos fue despedido, el otro suspendido, y la jefa de policía de la ciudad renunció.

A pesar de las rápidas medidas adoptadas en este caso, los hechos provocaron una nueva ola de protestas en Atlanta cuando ya habían remitido las accidentadas marchas que siguieron a la muerte de Floyd unos días antes.

Frente a estos últimos casos, es pertinente preguntarse qué lleva a un policía a disparar con esa facilidad a un hombre que huye, desarmado, y cuyo supuesto delito es haberse dormido al volante en un estacionamiento, y hay un hecho que no puede pasarnos por alto ahora que Estados Unidos se moviliza contra la violencia policial: el número de armas que hay en el país.

Según un estudio del Centro de Investigaciones Pew publicado en el año 2017, los estadounidenses poseen la mayor cantidad de armas por persona en el mundo: alrededor de cuatro de cada diez dicen que tienen una pistola o viven en una casa con armas de fuego. Yemen, que tiene el segundo lugar en población con armas de fuego per cápita del mundo, está muy por detrás de Estados Unidos en términos de propiedad.

La policía estadounidense, sin duda, tienen que actuar buscando siempre proteger su vida, y esa actuación debe responder a un criterio de proporcionalidad, pero esto -que se aplica para cualquier agente de policía del mundo- en Estados Unidos se convierte en disparar a matar con mucha más frecuencia que en el resto de países.

Diez en Alemania

Cada año la policía estadounidense mata a más de 1.000 personas; en Alemania, por ejemplo, a diez; y en España, nadie murió a manos de la policía en el último año disponible.

La propensión a usar el arma reglamentaria para matar a civiles por parte de agentes estadounidenses se debe leer también en el contexto de los millones de armas que hoy hay en manos de civiles en Estados Unidos.

En lugar de disparar primero para inmovilizar -y solo cuando es necesario-, los agentes estadounidenses disparan a matar porque temen que les respondan con disparos.

Esa cantidad de armas, y el fácil acceso a las mismas, debería ser también parte del debate actual.

Temas

Comentarios

Lea También