Más de Opinión

Positivos en festivales sí, pero, ¿y en los trenes?

Núria Pérez

Whatsapp
Núria Pérez nperez@diaridetarragona.com

Núria Pérez nperez@diaridetarragona.com

Desde que se empezaron a tomar medidas para frenar la evolución de la pandemia hemos sufrido todo tipo de incoherencias. La última la he vivido esta misma semana. Por primera vez en más de año y medio he cogido un tren. Y mientras en la estación, como en otros muchos lugar, estaban restrigindos los bancos disponibles para sentarse, incluidos los que están al aire libre junto a los andenes, en el interior de los trenes, no solo estaban todos los asientos ocupados sin limitación de aforo alguno sino que como sucede a menudo, especialmente en verano, mucha gente tenía que viajar de pie, la mayoría concentrada junto a las puertas de acceso sin poder respetar la distancia de seguridad. No es algo nuevo desde luego. 

Desde el inicio de la pandemia hemos visto imágenes de metros, autobuses y otros medios de transporte públicos llenos. Está bien suspender festivales tras constatar que su celebración ha disparado los casos de Covid. Pero que no pongan el foco únicamente en la cultura. Hay muchas otras actividades diarias y, entre ellas, el transporte público se lleva la palma donde también existe el riesgo real de contagio. Porque además, no hay nadie que tome la temperatura al entrar ni que compruebe que los viajeros llevan correctamente la mascarilla tapando la nariz y la boca y no solo por llevarla por si alguien les llama la atención. 

Núria Pérez
nperez@diaridetarragona.com

Temas

Comentarios

Lea También