Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

´Pretty woman´

La jueza decana de Lanzarote se hizo pasar por puta para saber si podía darse de alta a la SS
Whatsapp

Si entran en una notaría once mujeres españolas, rumanas, italianas y argentinas con edades de jugar a fútbol, no les pregunte de qué equipo son; se trata de prostitutas mayores de edad, con permiso de residencia que quieren constituir una sociedad mercantil cuyo objeto social es el ejercicio de la profesión más antigua de la tierra.

Y les planteo, si tuvieran ante sí la escritura pública, ¿tomarían la decisión de inscribirla dotándola de legalidad, o lo denegarían?

En principio, como ni las prostitutas ni los gigolós están colegiados, no podría tratarse de una sociedad profesional. Y tampoco cumplir el requisito de que la actividad económica tuviera un Código CNAE a la vista de la lista que tengo delante, pues la prostitución no parece tratarse de ninguna labor realizada en España a pesar de mover cincuenta millones de euros diarios que son tenidos en cuenta para calcular el Producto Interior Bruto.

Como ninguno de esos obstáculos sería impedimento para inscribir, la única nota de calificación denegatoria debería estar basada en que la prestación de servicios sexuales con ánimo de lucro, es contraria a la ley, a la moral o a las buenas costumbres. Y como no hay ningún artículo en norma alguna prohibitoria de la prostitución, cualquiera de ustedes puede ponerse en mi pellejo para dilucidar si es inmoral o una mala costumbre lo que hacen a diario trescientas mil mujeres en España.

Cada cierto tiempo se abre un espinoso litigio sobre la prostitución ejercida voluntariamente por esas pretty woman que ganó el Oscar a la mejor actriz. Son debates hipócritas y oscuros como las tarjetas black, con un trasfondo antropológico. Se dice de la prostitución que es la profesión más antigua del mundo por cuanto se asocia su origen a las primeras comunidades humanas que colocaron burdeles a las afueras de la aldea, todos ellos con la correspondiente licencia administrativa.

Durante millones de años las relaciones hombre-mujer habían sido bastante igualitarias. La monogamia, el patriarcado, la esclavitud o la infidelidad son conceptos asociados al cultivo del trigo, el nacimiento de la propiedad privada, a la producción o al deseo de almacenar, pues se trata de una orientación del carácter hacia la posesión que inconscientemente no distingue entre cosas y personas.

Hace dos años fue Mariano Rajoy, el posible presidente saliente, quien propuso su abolición como en Estados Unidos, China o Tailandia, y estos días es Albert Rivera, el probable entrante, quien ha propuesto legalizarlas como en Alemania, Holanda o Australia.

Para responder a la cuestión de si debemos registrar una sociedad mercantil cuyo objeto social es la prostitución, debemos conocer a la jueza decana de Lanzarote que se hizo pasar por puta para averiguarlo. Corría el 2009 cuando Gloria Poyatos fue a Hacienda para darse de alta en el Impuesto de Actividades Económicas en donde la funcionaria buscó a su superior.

Luego la abogada y profesora universitaria, con su CIF de trabajadora sexual, se presentó en la Tesorería de la Seguridad Social para habilitarse como autónoma y también el funcionario llamó a su jefe.

El segundo paso lo dieron en 2011 unos inspectores de trabajo que entraron en un club de Barcelona, pidieron los contratos laborales y levantaron un acta exigiendo las cuotas de la seguridad social no satisfechas. Y cuya doctrina ha sido confirmada por una reciente sentencia de marzo pasado del Juzgado de lo Social que aprecia en las prostitutas los rasgos de prestación voluntaria de servicios, retribución y dependencia.

Pero para resolver si tendrá final feliz nuestra cuestión, el tercer paso lo dieron hace dos años las once fulanas que entraron en una notaría de Ibiza para constituirse en sociedad cooperativa con la denominación Sealeer. Como ni el registrador de cooperativas ni nosotros tenemos un superior al que consultar, se negó a inscribirla. Pero recurrieron, y bendecida por la Consejería balear de Economía, el seis de noviembre de 2013 quedó inscrita como ‘Cooperativa de Treball Associat’ con el número 07BA575-06.

A pesar de haber ingresado en el sistema, los números les salen puesto que su asociación es un escudo contra chulos, corruptores de menores y traficantes de seres humanos. Tienen una mutua que las somete a revisiones y no les doy la alineación porque en las fotos aparecen triunfadoras levantando el mismo dedo índice con el que se tapan el rostro para que no las vean sus hijos. Las menganas sólo se lamentan de no haber cotizado antes siendo que su vida profesional es tan corta como la de un futbolista. El CNAE que hay que especificar, es el 900: Actividades de creación, artísticas y espectáculos.

Hace unos años en la cuneta de la N-240 hacían autostop dos chicas con vestiduras rasgadas que incumplían una norma de seguridad vial que consiste en que la prostituta que por espectacular desde más lejos se avista, es quien debe colocarse primero en el sentido de la marcha. A su altura, tuve una conversación que terminó cuando mi interlocutor me confesó que no sabía quién fue María Magdalena. Se quejaba de que mis hijos tuvieran que verlas y tiró la primera piedra cuando deseo para ellas y sus clientes que se fueran al infierno; cosa que no sucedió al día siguiente cuando atropellaron a la segunda, pues dijo Jesús que antes entrarán las rameras en el Reino de Dios, que los fariseos (Mateo, 21: 31-32).

Temas

  • TRIBUNA

Comentarios

Lea También