Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Problemas económicos de España

Enrique Arias Vega

Whatsapp

La economía europea va bien, España incluida, según la Comisión de Bruselas. Pero advierte de las amenazas que se nos avecinan: entre otras, “las diferencias regulatorias en el entorno de negocios”, que “juegan un papel importante en la disminución del crecimiento de la productividad”.

Traducido al cristiano, como se decía antaño, quiere decir que, mientras la UE trata de unificar la legislación europea para que el mercado único resulte una realidad beneficiosa para todos, la maraña legislativa de las distintas autonomías españolas, en cambio, complica la vida de las empresas y su eficacia económica.

Eso, que entre otras cosas viene a reducir la movilidad de empresas y de trabajadores, también perturba a la calidad del sistema educativo y llega a afectar hasta a las medidas sociales, con “grandes diferencias en las condiciones de acceso en las distintas regiones”.

Donde la Comisión se muestra más preocupada en su informe semestral es en la última subida de pensiones que, dadas las previsiones del envejecimiento de nuestra población, ponen en duda “la sostenibilidad y su adecuación a largo plazo”.

Ya ven, mientras una parte importante de la sociedad española protesta indignada para que se suban las pensiones —cuya cuantía “se encuentra entre las más altas de Europa”, según la CE—, el informe augura que este año España no alcanzará su objetivo propuesto de reducir el déficit público y que, en consecuencia, tendrá que venir Paco con las rebajas.

O sea, que aunque no queramos verlo, tenemos motivos muy serios para preocuparnos sobre lo que nos viene encima.

Comentarios

Lea También