Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Psicosis tras Niza

M.Millan

Whatsapp

Los últimos atentados en Francia o Alemania han calado en los ánimos de todo el continente. Sólo así se explica el pánico que desató en Platja d’Aro el pasado martes, cuando un grupo de jóvenes turistas alemanes realizó una flashmob y muchos de los presentes en el centro de la población a esa hora creyeron que se estaba produciendo algún tipo de atentado o ataque. En la performance, los participantes simulaban ser paparazzis que seguían a una persona famosa. Los falsos fotógrafos corrían y gritaban detrás de su objetivo con cámaras y palos selfie en la mano...Al ver esta escena vecinos y turistas empezaron también a correr sin saber por qué, alentados por los gritos de otra gente que aseguraba que se estaba disparando en el centro de la población. A través de las redes sociales se propagaron rumores de ataques, tiros, etc... que claro, eran falsos. En la estampida, algunas personas sufrieron contusiones y ataques de ansiedad. Las organizadoras fueron detenidas por un delito contra el orden público, mientras que el Ayuntamiento ha anunciado a los operadores turísticos que a partir de ahora necesitarán un permiso especial para poder realizar flashmobs o actividades similares.

La alarma no fue real, pero sí el miedo y pánico desatados, como sucedió con la radiofónica ‘Guerra de los Mundos’ de Orson Welles en 1938.

Las imágenes del camión que arrolló a los asistentes a los fuegos artificiales en el paseo marítimo de Niza, el día de la fiesta nacional francesa (14 de julio), han calado hondo. Fue un nuevo y duro golpe para toda Europa. Y ya van unos cuantos.

Temas

  • OPINIÓN & BLOGS

Comentarios

Lea También