Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Pulitzer: genio y enfermo

Antoni Coll i Gilabert

Whatsapp

El 10 de abril de 1917 se concedió el primer Premio Pulitzer. Desde entonces cada año, y hoy hace cien. El emigrante húngaro que se hizo rico en Estados Unidos dejó una fortuna a la Universidad de Columbia para premiar al mejor periodismo.

Fue un empresario con actividad febril que le llevó a estar mal de los nervios. Cualquier mínimo ruido le alteraba. Llegó al extremo de vivir en un yate, donde murió, y de que cuando iba a un hotel pagaba las habitaciones de los dos lados, la de arriba y la de abajo para que desde la suya no se oyera ruido alguno. Esto después de enviar a sus secretarios para que inspeccionaran si se oían ruidos callejeros.

Me lo recordó Messi cuando compró la vivienda a su vecino de Castelldefels porque metía ruido.

Volviendo a Pulitzer. Cuando no tenía un real, le fue negado dormir en la habitación de un hotel porque no podía pagarla. Años después compró el hotel.

Temas

  • LA PLUMILLA

Lea También