Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

¿Qué fue de los sindicatos?

El papel de estas organizaciones en la crisis ha sido bien menguado
Whatsapp

Un informe publicado en la prensa catalana afirma que los sindicatos han perdido gran parte de su afiliación desde 2010 –el año en que estalló el caso de los ERE–: UGT, en concreto, registraría 151.951 afiliados menos, un descenso del 12,5%; CCOO, por su parte, habría experimentado una pérdida de 230.560 trabajadores menos, un 19,7%. Por añadidura, los subsidios en 2014 habrían sido de 8,8 millones de euros, a repartir entre las diversas siglas según su representación y su presencia en órganos consultivos. La cantidad es relevante, pero es un 70% inferior a la que percibían estas organizaciones en 2010.

El hecho de que los afiliados a los sindicatos hayan descendido a lo largo de la crisis es un dato preocupante, ya que lo lógico es que los trabajadores busquen el arrimo colectivo cuando tienen problemas. En cualquier caso, el papel de estas organizaciones (y de la patronal, por supuesto) en la crisis ha sido bien menguado: no se ha contado con ellos, ni han sido capaces de hacerse escuchar para que sus opiniones hubieran sido tenidas en cuenta.

La obsolescencia de estas organizaciones, muy golpeadas también por la corrupción y socavadas por el acartonamiento de sus liderazgos y la falta de dinamismo interno, es casi un tópico. Pero su renovación sigue siendo un imperativo que habría que colmar si de verdad se cree en el papel estabilizador de los sindicatos en la democracia moderna, defensores de la negociación colectiva y vitales para la defensa de los intereses de la clase trabajadora.

Temas

  • OPINIÓN & BLOGS

Comentarios

Lea También