Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

¿Qué hará Unió?

Unió no se ha pronunciado si irá con CDC en las 'plebiscitarias' del 27-S, pero el papel de Duran junto a ERC es más que incómodo
Whatsapp

‘Respetamos los tiempos de Unió pero deseamos que se sumen al objetivo de la independencia y que se consolide así el espacio histórico que han formado los dos partidos en Catalunya», dijo Josep Rull, coordinador de los convergentes, el jueves pasado, tras el anuncio de las elecciones anticipadas para septiembre. Sin embargo, el consejero de Interior Ramon Espadaler, número dos de Unió, ha situado la decisión de su partido después de las elecciones de mayo –largo me lo fiais– y ha preferido resaltar que el pacto entre Mas y Junqueras ofrece «estabilidad» y acaba con una «incertidumbre» que «no era positiva». En la semana previa al 9-N, los democristianos animaron a sus simpatizantes a votar sí en favor del Estado propio y dieron libertad de voto sobre si lo querían o no independiente. La propia vicepresidenta del Govern declaró que había votado sí y sí. Duran, sin embargo, dio a entender que él no era partidario de la fractura. Ahora, Artur Mas ha dado la última vuelta de tuerca al ‘proceso’, que empezó siendo de exigencia de un referéndum de autodeterminación y, tras el 9-N y a pesar de la respuesta insuficiente de la ciudadanía a la reclamación independentista, es ya de ruptura con el Estado español: la convocatoria de unas elecciones ‘plebiscitarias’ va acompañada de una serie de actuaciones tendentes a consumar la separación. Ante esta deriva de la mano de ERC la posición de Unió y de Duran será algo más que incómoda.

Temas

  • EDITORIAL

Comentarios

Lea También