Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Que los trenes paren en el Prat

Francisco Montoya

Whatsapp

El viernes cogí el tren a Barcelona. Dejando aparte la vergüenza ajena que inspira esa calamidad que tenemos por estación, y dejando aparte que Renfe no falló a sus 10 minutos de retraso de rigor (¿por qué a ese tren le seguimos llamando, coloquialmente, «el de las 7.47», si nunca lo es?), a lo que hoy venía es a lo del aeropuerto. Porque les prometo que, de regreso, en una de esas melancólicas estampas que, con música de fondo, valdrían para una película, me descubrí absorto siguiendo por la ventana el despegue de un avión desde El Prat. Y fue entonces cuando pensé, lo juro, que los trenes regionales que circulan desde el sur de Catalunya en dirección a Barcelona deberían tener parada en El Prat para así, cuando vayamos al aeropuerto –que no era mi caso, ya digo, pero me dio por pensar en ello– no tener que desplazarnos hasta Sants y luego deshacer parte del camino andado. Perder el tiempo, en fin.

Digo que juro que lo pensé porque, casualidades de la vida, ayer el grupo municipal de CiU en el Ayuntamiento de Tarragona anunció que en el pleno de este viernes presentará una moción reclamándole a la Generalitat exactamente eso:que los regionales paren en El Prat. Más allá de lo preocupante que me resulta coincidir en algo con CiU–¡es broma!–, me alegra que una formación política a nivel local sea capaz de desafiar a un gobierno de su propio partido. O eso, o que ya saben que la medida se va a tomar y no quieren desaprovechar la ocasión de ponerse la medalla. Lo mismo me da, mientras les hagan caso. Ya sólo me faltará entonces tener motivos para ir al aeropuerto. Pero eso ya es cosa mía.

Temas

  • OPINIÓN & BLOGS

Comentarios

Lea También