Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

¿Qué queda del partido de Mas?

Ni la sanidad pública, ni la educación están en el programa de los independentistas

José María Calleja

Whatsapp

Aporta mucha información sobre lo que esta ocurriendo en Cataluña que los que no han sido capaces de formar Gobierno ni de elegir presidente, sepan ya que quieren una república independiente para esta tarde, que en un mes habrá leyes nuevas y Hacienda nueva, que ellos hablan en nombre de toda Cataluña y de todos los catalanes.

Esa mezcolanza delirante en la que da lo mismo ser anticapitalista, nacionalizador de toda banca, abolicionista del euro, contrario a que la Policía detenga a los delincuentes (CUP), que ser burgués elitista, liberal de derechas, recortador de lo publico con saña, proveniente de la banca catalana y del 3% (Mas), refleja la dimensión de este ataque a las libertades, del estado de hipnosis que se vive en una parte de Cataluña.

No es casual que en el ‘selfie’ de inauguración del nuevo Parlament aparezcan los autodenominados rojos -¿se puede ser nacionalista y de izquierdas?-, pero no esté nadie de lo que queda del partido de Mas. Una presidenta, Forcadell, que sostiene que los del PP y C’s no son catalanes, que dice que ellos quieren ser «libres», como si viviéramos en la dictadura franquista, contra la que Mas, desde luego, no movió un dedo .

El mismo día del chisporroteo nacionalista, un médico catalán decía que dos personas habían muerto en un hospital público por culpa de los recortes, los recortes de Mas; pero no se preocupen, esta minucia no está en la agenda. Ni la sanidad pública, ni la educación pública están en el programa de los independentistas alegres y combativos.

Tampoco está en la agenda independentista la organización para delinquir que la justicia ve en esa familia ejemplarmente nacionalista que son los Pujol: la patria, bien entendida, empieza por el bolsillo de uno mismo; el patriotismo como refugio de los bribones.

Los del bando independentista no saben qué pasos hay que dar, por falta de costumbre, y Rajoy parece reaccionar ahora y se reúne con la oposición y no se limita a decir que somos el país más viejo de Europa. Uno piensa que en algún momento alguien mande a parar, que vuelva el sentido común y el respeto a las leyes, que nos gane la evidencia de que juntos estamos mejor que divididos, que se concluya que la dialéctica izquierda-derecha es más poderosa e interesante que la que pretender unir el agua y al aceite.

La CUP se ha levantado de una reunión con los de Mas porque Los Mossos D’Esquadra han detenido a unos anarquistas por orden de la Audiencia Nacional. Dicen que la independencia es que no se detenga a los que quiebran la ley. ¿Piensa Mas que los Mossos no tenían que haberle llevado en helicóptero al Parlament?, ¿que tenían que haber dejado que los primos de los de la CUP le hubieran linchado?

Temas

  • OPINIÓN & BLOGS

Comentarios

Lea También