Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Opinion Editorial

Queda mucho por pactar

ERC necesita a PSOE y UP para resolver el problema de los presos, apaciguar la tensión en Catalunya y para preparar el asalto a la Generalitat en lo que sería una reedición del tripartito, pero esta vez con un president de ERC.

 

Diari de Tarragona

Whatsapp
El acuerdo Sánchez-Iglesias es sólo el primer paso. EFE

El acuerdo Sánchez-Iglesias es sólo el primer paso. EFE

La firma del acuerdo entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias es sin duda el paso fundamental para desbloquear la situación política en España. El pacto entre PSOE y Unidas Podemos es además un hecho histórico porque supondrá, si se acaba de concretar, el primer gobierno de coalición de la democracia española. Nunca hasta ahora habían compartido gobierno dos partidos. La Convergència de Pujol tuvo la posibilidad en varias ocasiones, pero el entonces president siempre huyó de sentarse en el Consejo de Ministros. Es bueno que ahora la política española se abra a nuevas formas de gobernación. El bipartidismo se da por enterrado y la fragmentación política, cada vez más acusada, obliga a esmerar fórmulas en las que el acuerdo es la única herramienta verdaderamente útil. Así pues, Sánchez e Iglesias han dado un primer paso histórico, pero falta superar unos cuantos estadios más para que el gobierno de coalición se concrete de forma positiva. Para ello Sánchez e Iglesias necesitan cerrar un acuerdo para que ERC, cuando menos, se abstenga. La otra opción sería recurrir a los 10 votos de Ciudadanos. Entre uno y otro extremo está la llave para la formación de gobierno. Los republicanos han insistido por boca del vicepresidente del Govern y conseller de Economía, Pere Aragonès, en crear una mesa de negociación política «entre iguales» si quieren que ERC cambie su posición. Aragonès ha reiterado que en esta mesa se ha de poder hablar de todo, «también del referéndum de autodetereminación». Está claro que el inicio de las conversaciones no será fácil. Sin embargo, como sucediera con el abrazo del martes, si hay voluntad de llegar a un acuerdo, la manera de alcanzarlo se encontrará. PSOE y UP necesitan a ERC para formar gobierno y para garantizar una estabilidad de legislatura. ERC necesita a PSOE y UP para resolver el problema de los presos, apaciguar la tensión en Catalunya y para preparar el asalto a la Generalitat en lo que sería una reedición del tripartito, pero esta vez con un president de ERC.

Temas

Comentarios

Lea También