Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

¿Quién frena BCN World?

Un referéndum sobre BCN World puede ser una manera de desatascar el proyecto, pero también puede ser una forma de enterrarlo

Whatsapp

El hecho de que en los últimos días vuelva al primer plano de la actualidad el proyecto inicialmente bautizado como BCN World está sirviendo para aclarar varias cuestiones. Primero, los acuerdos con la CUP para lograr la investidura del president de la Generalitat no incluyeron finalmente el veto al complejo lúdico de Salou y Vila-seca. La maniobra final de Artur Mas de apartarse y dar paso de manera inesperada a Carles Puigdemont debió provocar un despiste en los negociadores que se olvidaron de una cuestión que siempre había aparecido como sine quan non. El president Puigdemont ha dicho que el proyecto «esta vivo» y se hace una foto de baja intensidad con los máximos responsables de Hard Rock, uno de los inversores interesados. En la imagen también figura adjunto el vicepresidente Oriol Junqueras, que habla de que el proyecto «hay que replantearlo». Está claro de dónde proceden los frenos del Govern. El president, para desactivar a los reticentes, ha propuesto celebrar un referéndum. Es una manera hábil de dejar sin argumentos a los detractores, pero también, como teme la Confederación Empresarial de Tarragona, puede convertirse en una trampa dilatoria que mate el proyecto de inanición. Un referendo de este tipo, del que no hay ningún precedente asimilable, puede dar origen a un interminable debate previo sobre la metodología que signifique en la práctica la defunción de BCN World.

Temas

Comentarios

Lea También