Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

¿Quién miente?

Whatsapp

En el libro de Carlo Lorenzini, más conocido como Carlo Collodi (Florencia, 1826-90), nombre que tomó del pueblo de la Toscana en el que nació su madre y al que rendía homenaje, al niño-marioneta cuando mentía le crecía la nariz. Geppetto en su afán de ser padre, de un trozo de madera dio vida a Pinochio que por razones de cuento se transformó en niño. Las aventuras de Pinocho, libro que se debe leer no sólo en la infancia también en la madurez, es un llamamiento al honor, la verdad y la virtud. A Pinochio cada vez que decía cosas que no concordaban con la realidad le crecía la nariz. Ese apéndice facial que da características de personalidad e inclusive de raza, aunque en los tiempos que transcurren las personas quieren estereotiparse y ser todos como barbies, es un rasgo importante en las personas, pero más importante es el honor, la verdad y la virtud

No pretendo alargarme con cuestiones de estética y cosas similares, lo dejo para los cirujanos plásticos y las personas que se dedican a la belleza. Indudablemente sería muy agradable que la belleza no se quedara solamente en el exterior y llegara al interior, puede que los humanos con más belleza interior seríamos más éticos y no tan mentirosos, sobre todo los políticos. Pero, bien sabemos que la política es el arte del engaño.

No hace mucho en el Parlament, tanto el President como el Conseller de Salut argumentaban que la Sanidad catalana no se estaba privatizando. Lo primero que deberíamos saber es qué entienden estos políticos por privatizar (o no privatizar). Es básico conocer sus argumentaciones para poder llegar a un consenso o plantear un diálogo. Creo que los de arriba tienen un concepto y los de abajo otro muy diferente. Para muestra un botón.

En este mismo medio de comunicación salía un artículo firmado por Francesc Gras, en fecha de 7 de noviembre de 2013, con título El hospital, contrario a la llegada de otro centro oncológico en la provincia, con motivo de una carta firmada y enviada a la Conselleria de Salut por los directivos y jefes de área del Hospital Sant Joan de Reus. La temática era el miedo a perder la referencia oncológica. Pocos días después, el 26 del mismo mes, aparecía otro artículo bajo el título La Generalitat desmiente la llegada de otro centro oncológico a la provincia, en respuesta a la mencionada carta. No hay porqué preocuparse.

Mi concepto de desmentir es decir la verdad y no decir dos veces mentiras. Al igual, que decir otro centro oncológico, quiere decir que nada más de proveedores de servicios sobre el cáncer. Las cosas a día de hoy están más claras.

Según el Pla Director d’Oncologia, el hospital de referencia oncológico para nuestro territorio es el Hospital Sant Joan de Reus. Ello quiere decir que todo lo referente a oncología su regulador es te mencionado hospital. Mienten y mienten. Si entran en la página web del ICO (Institut Catalá d’Oncologia) vemos que desde principios de año aparece un centro ICO Tarragona con sede en el Hospital Joan XXIII, pero que no depende del ICS y es entidad público-privada. ¿Quién miente? Este centro sólo acaba de iniciar su andadura con sospecha de que a corto o medio plazo se quede con todo lo oncológico. No hay porque sufrir, el ICO Tarragona va a realizar en breve una alianza con el Hospital Santa Tecla, así reza en el II convenio de TGN Salut AE en donde se refleja la creación de la Unidad Funcional Territorial de Oncología (date por jodido amigo Sancho, con la iglesia hemos dado o topado).

Josep Mercadé, delegado territorial de Salut, desmiente y dice que el papel del ICO está centrado en el asesoramiento y la aportación de experiencia siempre dando apoyo a la red existente. TarragonaDiari.cat del 18 de junio de 2014, en un escrito de Òliver Màrquez, Els hospitals tarragonins col·laboren per un millor servei sanitari, menciona que en una entrevista a Josep Mercadé este cita textualmente «Aquí ningú ha parlat mai de privatització» y más recientemente en el Diari del 23 de julio, más de lo mismo. Vuelvo a decir: ¿Qué entienden por privatización? Solamente hace falta seguir este medio de información y leer las referencias que salen en relación a Sanidad. Siempre desmintiendo. Hay un refrán que dice: ‘Dime de qué presumes y te diré de qué careces’. Sin comentarios.

Hay que releer Las aventuras de Pinocho, pero de manera crítica no con ojos inocentes de niños. En el trasfondo surge, como he mentado más arriba, una llamada al honor, la verdad y la virtud, tres cualidades de las que adolecen muchos de nuestros políticos. Se ve que no les preocupa ya que si les crece la nariz, saben que hay buenos cirujanos plásticos que les pueden solucionar el desarreglo. Dinero no les falta para ir a la sanidad privada ya que las cosas de estética no las arregla la Sanidad Pública.

Temas

  • TRIBUNA

Comentarios

Lea También