Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Rajoy, agotado

Rajoy, o está resignado a la derrota o ha perdido el sentido de la orientación
Whatsapp

Rajoy llevaba tres años sin dar una rueda de prensa en la sede de su partido, en la sede de la calle Génova, los mismos que lleva sin someterse al escrutinio del Congreso de su formación política (no está planeado que haya cónclave popular hasta 2016), y sus lacónicas manifestaciones han mostrado a un Rajoy agotado, sin respuestas a la grave encrucijada que atraviesa el Partido Popular que preside. Minutos antes, los conmilitones de Rajoy no habían aplaudido su surrealista análisis de la realidad, que los dejó perplejos y atribulados.

Rajoy no está preocupado por el revés padecido -la pérdida de dos millones y medio de votos y de todas las mayorías absolutas autonómicas y locales- porque considera “incuestionable” la victoria del PP -el 27% de los votos frente al 25% del PSOE-, cree que la solución consiste en “estar más próximos, más cercanos, y comunicar más con los españoles”, no considera oportuno hacer cambios ni en el partido ni en el gobierno, y piensa que él es todavía el mejor candidato para el PP en las próximas generales. Tampoco da muestras de haber entendido que Ciudadanos, la formación que podría mitigar mediante pactos el gran revés padecido por el PP, no se prestará al juego de alianzas si antes los populares no toman algunas radicales decisiones, como por ejemplo introducir oficialmente las primarias en su organización. No parece, en fin, haber entendido Rajoy que no será presidente después de las generales si su partido gana las elecciones con el 27% de los votos, y que hay pocos síntomas de que este porcentaje vaya a crecer. O está resignado a la derrota o ha perdido el sentido de la orientación.

Temas

  • OPINIÓN & BLOGS

Comentarios

Lea También