Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Rajoy, la economía y Catalunya

Mariano Rajoy puede presumir de buenos datos económicos pero su gestión en Catalunya nos lleva al choque de trenes
Whatsapp

Mariano Rajoy ha puesto ya velocidad de crucero de cara al otoño electoral que se avecina. Ayer compareció ante los medios de comunicación para alardear de buenos resultados económicos y para insistir que no habrá independencia de Catalunya. Son la cara y la cruz de su gestión al frente del Ejecutivo. No cabe duda de que los esfuerzos de ajuste realizados por todos los españoles están dando frutos y la economía española está claramente en fase de recuperación. A partir de estas previsiones, Rajoy se ha permitido prometer rebajas de impuestos si la situación económica, sigue así. Entre 2014 y 2015 se habrán creado un millón de puestos de trabajo, según sus previsiones. Durante su intervención, Rajoy ha presumido de ser el país «de los grandes de la Unión Europea» que más crecerá, por encima de Gran Bretaña y Estados Unidos y ha recordado que según la OCDE España crecerá un 2,9% este 2015; mientras que el FMI considera que habrá un crecimiento del 3,1% y el ejecutivo es más optimista y lo cifra en un 3,3%. Hasta aquí los motivos para sacar pecho. En el debe de su gestión, su incapacidad para reconducir la situación en Catalunya que está abocando al país a un choque de trenes del que nadie puede salir beneficiado. Rajoy se ha enrocado en la legalidad, sin dar ni el más mínimo margen a la negociación. Su actitud cerril ha radicalizado a formaciones catalanas hasta ahora moderadas. El resultado es una terrible y nefasta incógnita.

Temas

  • EDITORIAL

Comentarios

Lea También