Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Rectificar es de sabios

Tras el discurso del Rey se antoja difícil la marcha atrás del Gobierno de Rajoy

Núria Pérez

Whatsapp
Abogados, representantes sindicales, patronales, universidades, el Barça y Gerard Piqué, la Iglesia, la Unión Europea, líderes políticos de Catalunya y el resto de España ... El día después del decepcionante y duro mensaje del Rey, con adjetivos escogidos a propósito para acusar a la Generalitat de todos los males de la actual situación (deslealtad inadmisible;  conducta irresponsable, inaceptable intento de apropiación, vulneración sistemática y un largo etcétera), en lugar de tender puentes, el clamor a favor del diálogo fue una constante durante  la jornada. 
Muy a menudo se dice que la sociedad va por delante de los políticos. Sucede habitualmente ante las catástrofes humanitarias y ha ocurrido en esta ocasión, hartos del cúmulo de despropósitos que nos están llevando a un choque de trenes que probablemente nadie quiere. Puigdemont volvió a afirmar anoche que esta dispuesto a iniciar un proceso de mediación. De hecho, apeló al mismo consciente de que la declaración unilateral de independencia sería un disparate que no tendría ningún apoyo internacional. Otra vez el independentismo catalán se ha anotado un tanto ante el inmovilismo de Rajoy al que no hemos vuelto a ver desde el domingo. Pero tras las palabras de Felipe VI, sin ninguna alusión a las execrable actitud de la policía el 1-O y menos aún al diálogo, en un discurso calcado al del PP desde que se conoció la convocatoria del referéndum, se antoja difícil la marcha atrás. Rectificar es de sabios. Es la última oportunidad que tienen para demostrar que no son lo contrario. Veremos. 

Comentarios

Lea También