Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Opinion EDITORIAL

Recuperar la estabilidad, objetivo primordial

Sin recuperar la confianza, Catalunya no volverá a levantar cabeza. Los partidos deben explicar sus propuestas

 

Diari de Tarragona

Whatsapp
La asamblea de la CUP ha decidido participar en las elecciones del 21-D. EFE

La asamblea de la CUP ha decidido participar en las elecciones del 21-D. EFE

A poco más de un mes para la celebración de las elecciones del 21-D todos los partidos tiene sus esfuerzos centrados en la formación de las listas electorales y en los pactos posibles para obtener los mejores resultados. De momento, de objetivos y de programas se ha escuchado poca cosa. Entre las formaciones independentistas figura como principal reivindicación lograr la libertad de los consellers que permanecen en prisión. Es un deseo general. A nadie puede satisfacerle tener a representantes políticos en la cárcel en pleno siglo XXI por graves que hayan sido sus errores. El cariz que han tomado las decisiones del Tribunal Supremo en el caso de la presidenta del Parlament y de los miembros de la Mesa, abre la esperanza de que el alto tribunal asuma toda la causa y aplica su doctrina más acorde con la interpretación social de las decisiones judiciales. Es de esperar que se llegue al 21-D sin ninguno de los consellers cesados entre rejas y que la tensión que estos lamentables hechos ha producido pueda diluirse. Debe ser hora de que los partidos empiecen a decidir y a explicar el camino que proponen para Catalunya a partir del 22-D. Este país no puede instalarse en la protesta permanente, en la manifestación sistemática ni en los proyectos ilusorios. En primer lugar es imprescindible recuperar la estabilidad, volver a la confianza, sin la cual será imposible que la economía regrese a sus cauces de normalidad. Los analistas económicas ven difícil que vuelvan las empresas que han trasladado fuera de Catalunya sus centros decisorios, pero al menos hay que detener esta sangría, única posibilidad de que la situación no siga agravándose. 
Es hora de que el ciudadano conozca cuál es el camino que proponen los partidos, sobre todo los independentistas que, además, con la decisión tomada ayer por la CUP, irán cada uno por su lado. ¿Qué proponen? ¿Vamos hacia un segundo procés? ¿Cómo plantean evitar que sigamos sumidos en un eterno 155? O recuperamos la estabilidad y la confianza o la noche catalana se hará eterna.

Temas

Comentarios

Lea También