Regulación de la conducción autónoma

El ‘Dilema de Molly’ es un experimento mental para centrar la atención de la gente en la información que es importante o qué explicaciones se necesitan para justificar lo sucedido 
 

JOSE-DANIEL VILA ROBERT

Whatsapp
JOSE-DANIEL VILA ROBERT, Ex sudirector general y director de Patentes e Información Tecnológica del Ministerio de Industria y Energía

JOSE-DANIEL VILA ROBERT, Ex sudirector general y director de Patentes e Información Tecnológica del Ministerio de Industria y Energía

La mitad de las personas atendidas en la provincia de Tarragona por Creu Roja no había pedido nunca antes de la pandemia ayuda básica; pese a contar con el apoyo de las entidades sociales, un 86,71% de los hogares padece algún grado de inseguridad alimentaria, un porcentaje que en Tarragona supera en 20 puntos la media catalana, de 66,3%. Son algunos de los datos que ayer dio a conocer Creu Roja. Huelga decir que son unos datos alarmantes que dibujan un panorama lleno de incertidumbres para una buena parte de la población. Es verdad que en los últimos meses, amparada por la mejora de los niveles epidemiológicos y el avance de la vacunación, ha llegado una cierta reanimación económica. Sin embargo, esta incipiente remontada se ha visto sacudida por escollos como el repunte global de los costes energéticos y el riesgo de colapso en los suministros, unos problemas que han cuestionado el brío de la recuperación en que se confiaba. De hecho, el impacto de esta coyuntura se está dejando ya sentir en productos básicos de la cesta de la compra, lo que se ha traducido a su vez en un inquietante repunte del Índice de Precios al Consumo hasta el 5,5% –el mayor en 29 años– que ha eclipsado la positiva evolución del empleo y de otros factores socioeconómicos. Aún es pronto para calibrar el alcance exacto que adquirirán las nuevas dificultades, pero los pronósticos de aquí a final de año no son precisamente halagüeños. Y la contracción en las previsiones económicas llega cuando la ciudadanía en general, y los más vulnerables en particular, todavía no han remontado el impacto de una pandemia que ha erosionado la cohesión social. La amenaza de la desigualdad que ha sido preciso contrarrestar con la movilización de recursos públicos durante la pandemia vuelve a aflorar en un contexto en el que la escalada en los precios repercute sobre todos, pero no con el mismo impacto en todos los bolsillos. Es preciso buscar fórmulas que frenen el incremento de la desigualdad que se atisba para que la recuperación se logre sin dejar a nadie atrás.

Temas

  • El artículo

Comentarios

Lea También