Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Relaciones policiales

Menudo revuelo político han levantado las declaraciones del conseller Espadaler
Whatsapp

Menudo revuelo político han levantado las declaraciones del conseller Espadaler acusando a dos inspectores del Cuerpo Nacional de Policía de haberse chivado a unos supuestos yihadistas de Sabadell de que la Policía Autonómica iba tras ellos. Las acusaciones son muy graves. Que alguien ponga en peligro una operación de otro cuerpo –e incluso a un agente infiltrado– merece una investigación, aunque sea para terminar averiguando que aquello no es cierto.

El ministro del Interior ya nos tiene acostumbrados a sus declaraciones fuera de todo lugar  (en catalán diríamos que pixa fora de test?). Ante un supuesto caso de injerencia, que incluso se ha puesto en conocimiento del juez instructor del asunto, el ministerio tendría que llegar hasta el fondo del asunto para determinar qué pasó. Responder con un «esto tendrá consecuencias» no es el mejor comentario de un responsable de la seguridad ciudadana española. Ni me imagino que terremoto habría pasado si a alguien se le hubiera pasado por la cabeza desvelar a un etarra que lo estaban investigando.

Es cierto que los cuerpos policiales son muy celosos de sus investigaciones. Se ha dado el caso de un alijo de droga desembarcado en una playa de Tarragona en el que se encontraron agentes uniformados con tres colores diferentes. Eso sí, se vendió el caso como un operativo conjunto.

Por suerte, muchas veces los encargados verdaderamente de la seguridad dejan que los políticos se peleen mientras ellos realizan operativos conjuntos. Yomo muestra algunos de la ciudad de Tarragona

Temas

  • OPINIÓN & BLOGS

Comentarios

Lea También