Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Rivera se mueve

La negativa del PSOE a investir a Rajoy tiene una base mucho más estructural e ideológica que la de Ciudadanos

Whatsapp

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha planteado al presidente del PP, Mariano Rajoy, seis condiciones sobre regeneración democrática y lucha contra la corrupción para abrir unas negociaciones que podrían desembocar en un apoyo a su investidura, cuya fecha y hora le ha exigido que fije ya. C’s ha dado marcha atrás en su veto a Mariano Rajoy y en su intención de no moverse de la abstención y ha dado un primer paso hacia el sí. El movimiento de Rivera, sea cual sea la respuesta del PP, volverá a poner presión al PSOE, cuya postura de rechazo a la investidura de Rajoy es mucho más estructural la que la de Ciudadanos. La formación de Pedro Sánchez cree que los valores de la socialdemocracia y los del conservadurismo son antitéticos, de forma que le corresponde actuar como principal oposición al PP, diferenciándose con claridad de Podemos. Esta distinción puede explicar que Ciudadanos, cuyo caballo de batalla es la regeneración democrática, se vea finalmente más presionado en pro de un entendimiento que tiene lógica ideológica, siempre que consiga suficientes contrapartidas que le permitan salvar la cara. Por su parte, si el PSOE finalmente no cede, Sánchez estará acompañado muy mayoritariamente por las bases de su partido, aunque ciertos barones sugieran la tesis de dejar gobernar al PP. En cualquier caso, la persistencia en la negativa no variará por ahora, de modo que Rajoy se verá obligado a explorar otros territorios.

Temas

  • EDITORIAL

Comentarios

Lea También