Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Opinion EDITORIAL

Rodalies también falla en seguridad

Al deficiente servicio que presta  la red de Rodalies de Catalunya sólo le faltaba comprobar que tampoco reúne las condiciones de seguridad necesarias

Diari de Tarragona

Whatsapp
Cuesta entender que un tren pueda chocar conrtra los topes de la vía sin que nada ni nadie pueda detenerle. EFE

Cuesta entender que un tren pueda chocar conrtra los topes de la vía sin que nada ni nadie pueda detenerle. EFE

Ala maltrecha y deficiente red de Rodalies de Catalunya sólo le faltaba un incomprensible accidente como el sufrido ayer  a las 7.15 horas por un tren, procedente de Sant Vicenç de Calders (Tarragona), a llegaba a la estación de França por la vía 11. El maquinista no pudo frenar a tiempo por causas que se están investigando y chocó violentamente contra el tope de la vía. Dicho elemento de hierro se introdujo unos dos metros dentro del convoy, que acabó descarrilando. El elevado número de heridos se debió a que estaban de pie, preparados para bajarse al andén porque la estación de França es final de trayecto, es decir, todos los pasajeros debían bajarse. Este punto suscita la necesidad de aplicar medidas como la prohibición a viajar de pie, un hecho demasiado habitual en los convoyes de cercanías repletos de viajeros en horas y días punta. Respecto a por qué el tren no frenó a tiempo, el maquinista, un hombre de 31 años con siete años de experiencia en el sector, deberá esclarecer las circunstancias. El hecho de que quedara en estado de choc impidió que ayer pudiera testificar. Los agentes de la división de Transporte de los Mossos d’Esquadra ya están investigando las dos cajas negras del convoy, en la que quedan grabados parámetros como el registro de frenada y la velocidad de circulación. El contenido de las cajas negras será analizado ahora por los agentes de la policía catalana, en el marco de sus pesquisas, para tratar de descubrir las causas del accidente. Es preocupante que ningún mecanismo de seguridad detenga un convoy que se va a precipitar contra el tope de la vía o cualquier otro obstáculo que pudiera surgir. Hoy en día, la tecnología de seguridad tiene más que resuelta esta contingencia. A la espera del resultado que pueda extraerse de las cajas negras, el Síndic de Greuges ha pedido a la Generalitat, a Renfe y a Adif información sobre el accidente y sobre el estado en que se encontraban las infraestructuras. Una petición muy oportuna, por muy sabidas que sean las deficiencias de nuestro servicio ferroviario de cercanías.

 

Temas

Comentarios

Lea También