Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Ronaldinho en el calabozo

ANTONI COLL I GILABERT

Whatsapp
Ronaldinho en el calabozo

Ronaldinho en el calabozo

El fenómeno que enamoró al Barça, Ronaldinho, ha dado con sus huesos en un calabozo de Paraguay para varios meses, acusado de falsificar documentos para entrar en el país.

El chico, que ahora va a cumplir 40 años, siempre fue cabeza loca, pero su arte futbolístico y su sonrisa quedan en el recuerdo. Algunos años fue la figura principal de las Monas de Pascua.

Su abogado ha dicho de él que no lo sabía porque «es un tonto». Quizá sea un argumento de defensa, pero ¿no será que se hacía el tonto?

Me ha recordado la anécdota que contaba mi amigo y gran periodista Jaume Arias de un día que le dijo a Dalí que le presentaría un amigo. El pintor le preguntó: «¿Con él he de hacerme el loco?». Contestó Arias: «No hace falta, es muy inteligente».

Temas

Comentarios

Lea También